Relato 1

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Aunque te rechacé mil veces, me besaste… Un sofoco se adueñó de mí desde la cabeza a los pies.

Era una tarde de lluvia, nos besábamos, nos abrazábamos, nos dábamos esos abrazos que yo te enseñé a dar, sinceros, cálidos, dando parte de nuestra alma en cada uno de ellos… Nos seguíamos besando, y soñé…

… Soñé que un día de lluvia nos amábamos y me pedías lo que siempre te había pedido yo, me pedías que no me marchara, que me quedara contigo para siempre…

Agradezco tu visita y nos vemos en el próximo post.

Besos

©eseyele

Anuncios