La última gota

Lo reconozco. Hay veces que no puedo más, que estoy saturada de todo. Y ésta es una de esas veces. La gota que ha colmado el vaso, que me despiden del trabajo.

gotas de agua las ondas

Sin soltar un drama, que realmente es lo que se me pasa por la cabeza, aparte de eso, que ya sería suficiente, mi vida últimamente es un caos de organización, demasiadas cosas para 24 horas que tiene el día, así que a ver ahora por donde empiezo para solucionarlo.

Empecé este año con muchas ganas, porque el año pasado no acabó muy bien, anímicamente hablando, y en este había llenado la agenda de cosas que me apetecía hacer, había puesto muchas expectativas y muchos planes, y mucho de todo, y al final lo que me pasa es que este último mes, cuando no estoy agotada físicamente, estoy agotada mentalmente.

Básicamente, no puedo más con el estudio, no me entra nada en la cabeza, siento que estoy perdiendo el tiempo y encima me pilla lejísimos de casa, que eso el año pasado no era un problema porque estaba motivada, pero este año es una disculpa más para no querer ir.

Si a esto le sumas que en mi trabajo han decidido prescindir de mi y me han aconsejado que vaya buscando otro porque no van a poder “mantenerme” en la misma situación mucho tiempo….pues eso, otro comecocos mas. Este “contratiempo” me hace sentir la soledad del pasillo del metro. Miedo…

momentos artificiales

Estoy en el día a día completamente saturada. A principios de año establecí algunas metas que ya no me motivan y encima me he dado cuenta que mi energía física y mental no es inagotable. Vaya por dios! Así que he decidido cambiar los objetivos planteados inicialmente por otros que se adapten mejor a mi manera de pensar y vivir en este momento, dejar de hacer cosas que aunque pensaba que serían geniales, por lo que sea no me están motivando. Ya sabes, si algo no funciona, cámbialo. Pues manos a la obra,

Nuevos planes:

Lo primero bajar la velocidad. Va a ser lo más difícil. Voy a todos los sitios como si se escapara el tren.

Velocidad del coche

Segundo, el estudio. Había pensado dejarlo, ya que es imposible que con la poca asistencia que he tenido y lo poco que he conseguido comprender pase de curso, pero teniendo en cuenta que me queda un mes, voy a seguir yendo a clase y lo que consiga aprender en este tiempo pues eso que gano. Luego ya veré, después del verano, si retomo o me desvío a otro aprendizaje distinto.

Tercero, buscar trabajo? No lo quiero ni pensar, ni pensar, ni pensar. De momento no lo voy a pensar, pero es algo que sé que voy a tener que afrontar tarde o temprano.

Cuarto, hacer algo relajante. Esto ahora va a ser más fácil porque empieza a salir el sol y apetece tumbarse en la toalla al calorcito. Bajar al parque de enfrente de casa a tomar el sol con un libro estará genial.

Relajarse

Y quinto, cuidar de mi, no ser tan dura y ser más amable conmigo misma. Básicamente lo que necesito es bajar el ritmo y estar un poco más tranquila con todo. Quitar un poquito de estrés, creo que con eso bastará. Poner interés en mi mundo interior, para que mi mundo exterior funcione mejor.

Bueno pues ya está, jeje. Que fácil es la teoría y que bien fluyen los planes en la cabeza…luego ponerlos en práctica…

Bahía

Me gustaría recibir tus comentarios sobre que te ha parecido este post, y por supuesto, si te apetece, comparte conmigo tus comentarios sobre este tema, o sobre cualquier otro. Estaré encantada.

Agradezco tu visita y nos vemos en el próximo post.

Besos

©eseyele

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s